Green Gift | 1º empresa de regalos sustentables de Argentina

Buenas Prácticas Energéticas para oficinas

Home  >>  Eco Consejos  >>  Buenas Prácticas Energéticas para oficinas

Buenas Prácticas Energéticas para oficinas

El consumo de los recursos energéticos del planeta ha permitido un desarrollo sin precedentes de la sociedad actual, sin embargo esto lleva asociado diversos problemas:

Agotamiento de los recursos: La mayor parte de los recursos energéticos que se consumen actualmente tienen su origen en fuentes de energía no renovables, como son el petróleo, el carbón y el gas natural.

Sociedad de consumo: Existe una creciente demanda de recursos energéticos para mantener el ritmo de consumo, cada vez mayor, de la sociedad actual.

Contaminación ambiental: El calentamiento global, el incremento del efecto invernadero o la destrucción del hábitat natural, se encuentran íntimamente ligados a los hábitos energéticos actuales y a la emisión de gases contaminantes.

Ahorro de energía

Ahorro de energía

Todos estos problemas ponen de manifiesto la insostenibilidad del sistema actual. Por ello, después de asumir un cambio de modelo de desarrollo, se abren dos vías principales para hacer frente a la problemática en materia de energía, de una parte la consecución del ahorro y eficiencia energética, y por otra la sustitución progresiva de las fuentes de energía convencionales por fuentes de energía renovables.

Se hace necesaria la implicación de cada uno de nosotros para conseguir un consumo energético responsable.

A continuación se recogen una serie de acciones de Buenas Prácticas Energéticas para oficinas, establecidos en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) para reducir el consumo de energía y utilizarla de la manera mas eficiente para conseguir reducir nuestro impacto ambiental.

Buenas prácticas en el uso de los equipos de calefacción:

  • La temperatura en invierno no debe sobrepasar los 21ºC. No hay que olvidar que el consumo de energía aumenta un 10% por el aumento de cada grado.
  • Si durante un tiempo determinado, el espacio de trabajo o sala de reunión que disponga de termostato, va a estar desocupado, es aconsejable bajar la temperatura a unos 15ºC, que se corresponde con la posición más económica de la mayoría de los modelos de calefacción.
  • Si se dispone de radiadores que no se usen normalmente, estos deberían permanecer cerrados.
  • También es fundamental que los radiadores no estén tapados por muebles u otros enseres que dificulten la transferencia de calor.

Buenas prácticas en el uso de equipos de refrigeración:

  • 26ºC es una temperatura óptima para el verano. Cada grado que disminuya aumentará el consumo energético en un 8%.
  • Es importante controlar el apagado del aire acondicionado, siempre que sea posible, cuando el puesto de trabajo esté desocupado.
  • Favorecer la ventilación durante las horas más frías del día disminuye las necesidades de refrigeración

Buenas prácticas en los lugares de trabajo destinados a oficinas:

  • Utilizar pantallas LCD y TFT consumen menos energía que las clásicas de tubo.
  • Apagar siempre todos los equipos: ordenador, impresoras…al final de la jornada y cuando no se utilizan, incluso si van a estar inactivos durante más de una hora. El modo “standby” consume mucha más energía de la que nos imaginamos. Este pequeño gesto contribuye a reducir en gran medida el consumo de energía.
  • Configurar en modo ahorro de energía del ordenador y también las impresoras (en el caso de que dispongan de sistemas de ahorro de energía “Powersave”). Ten presente sus características de eficiencia energética (que cumplan con ENERGY STAR).
  • Evitar los salvapantallas del ordenador, ya que suponen un gasto adicional de Energía. El único protector de pantalla que ahorra Energía es el negro. Configurar el salvapantallas para que se active tras 10 minutos de inactividad es lo más eficiente.
  • El mayor consumo de energía de los tubos fluorescentes se produce en el encendido, de ahí que una buena práctica medioambiental sea no apagarlos en salas donde sea necesario volver a encenderlos en menos de 30 minutos.
  • Utilizar luz natural, siempre que en el lugar de trabajo sea posible, ya que no contamina.
  • Desenchufar los cargadores de móviles, portátiles, etc., cuando no se estén utilizando.
  • Se aconseja utilizar las escaleras para trayectos cortos o de bajada, en lugar de usar los ascensores. No debemos pulsar el botón del ascensor en caso de que no vayamos a utilizarlo. Es aconsejable esperar y compartir, en la medida de lo posible, el ascensor con otros usuarios.

¡¡¡Consume la energía necesaria sin despilfarrar!!!

Cambia tus costumbres diarias y controla de dónde proviene la energía que consumes, estarás facilitando un cambio en la situación energética de tu entorno más cercano.

Fuente:

www.concienciaeco.com


Deja un comentario